Y volví a Moscú y, de nuevo, me sorprendió…

y volvimos, desde luego, a la Plaza Roja -o sea, bonita ;)- donde nos fotografiamos junto a San Basilio y de nuevo, nos encontramos con gente amable –hasta el policía que ‘nos llamó la atención’ por sacar un cartel con ‘Te quiero papá’ en la Plaza Roja- nos sonrió cuando entendió lo que en él decía y le explicamos porqué nos estábamos haciendo esa foto…

Anuncios
Leer Artículo →