Escapada gastronómica y musical a Madrid …celebrando los cincuenta

He exclamado, en más de una ocasión, y vosotr@s lo habéis leído  ‘’¡Qué bonita la vida!” (a pesar de todo) y qué bonitos regalos te hace, a veces, ¿verdad? Me encantan esos regalos en forma de momentos compartidos que se guardan en el corazón. Momentos como los vividos hace unos días en una entrañable escapada a Madrid …cortita pero intensa que los cincuenta hay que celebrarlos 😉

Al_encuentro_El-Blog_De-MArichel_Escapada_Madrid

Un grupo de amigas de la infancia, todas de Alcoy,  a las que, aunque pase el tiempo, sigues estando muy unida,  fuimos al encuentro de otra amiga alcoyana que vive en Madrid para poder disfrutar de una escapada con toques gastronómicos y musicales… la verdad es que la escapada fue “un visto y no visto” pero los momentos de risas y complicidad no se pueden pagar con dinero  🙂 

Madrid ha realizado una apuesta decidida por ofertar musicales de primer orden y tras Londres y Hamburgo es la tercera ciudad europea en oferta de este tipo de espectáculos y se cifra en casi un 25% el número de turistas/visitantes que llegan a la ciudad para disfrutar de un musical. Pues bien, ahí estábamos nosotras… Billy Elliot nos esperaba pero antes unos pintxos y unos Txakolis en el Imanol, unos cafés y unas tartas (¡¡madre mía qué festín!! Zanahoria, Red Velvet, Frutos del Bosque, Black Velvet…)) en Celicioso Retiro y un curioso paseo por un ambientadísimo parque de El Retiro que celebraba la 78º Feria del Libro (esto último lo hicimos “huyendo” de los “Diablos Rojos”, hinchas del Liverpool, que “poblaban” la explanada -habilitada para ello- en la zona de Goya y espacios aledaños ¡¡Ah!! Es que se nos ocurrió reservar para el día de la Final de la Champions League -sin quererlo nos encontramos en medio del “meollo”, ¡¡Jajaja!!)

El_Blog_De-MArichel_Escapada_Gastronomica_Musical_Madrid

Billy Elliot no defraudó. Resultó ser un músical para recomendar a toda la familia…el guión y/o adaptación del texto, el gran trabajo de actores/bailarines, la puesta en escena, las soluciones escenográficas, la música en directo, el espacio, el personal… todo fantástico. Salimos algo llorosas pero emocionadas y super satisfechas… la zona estaba un poco más tranquila (much@s hinchas ya se habían ido al estadio) pero como teníamos reserva para cenar en la zona de Ópera, fuimos hacia el “centro”… No hubo tiempo para hacer algo que tengo pendiente que es descubrir/visitar alguna de estas estaciones de metro recomendadas 😉  Aunque nos conformamos con ver algunas reproducciones de la obra de Goya en la estación que lleva su nombre.

Intentamos tomar algo en la Plaza Mayor, en la que había un gran montaje con una gran oferta de actividades como también lo había en la Puerta del Sol, aunque pronto llegó los antidisturbios y empezaron a desalojar terrazas y cerrar establecimientos para evitar futuribles destrozos conforme avanzaba el partido… así que nos tomamos el aperitivo rapidito y nos dedicamos a pasear “tranquilamente” por el centro -¡¡ambiente había!!- …y, alguna que otra tienda visitamos, y, algún que otro suvenir ya compramos -¡¡cosas de madres!!-

Para cenar la apuesta era una estrella Michelin , Entre suspiro y suspiro,   platos de la alta cocina mejicana basados en la tradición pero adaptados a las tendencias y gustos más actuales en un antiguo caserón, en plena Plaza de Ópera,  cuyas paredes están decoradas con interesantes pinturas, fotografías, botellas de tequila… entre otras muchas curiosidades.   Mi bebida esa noche fue el Mezcal -había oído hablar de él pero nunca lo había probado ¡¡Fuerte y contundente experiencia!!- aunque mis compañeras de mesa optaron por unas interesantes Margaritas, unas de pepino y otras de mango, ¡¡Fantástica cena y mejor compañía!! La velada finalizó en el Café de Oriente con vistas al Palacio Real mientras disfrutábamos de unos Gintonics unas y unas infusiones otras -en esta ocasión yo tomé un té verde con hierbabuena por aquello de “contrarrestar” el mezcal-.

La cálida mañana de domingo invitaba a un tradicional desayuno de chocolate, porras y churros… ¡¡imposible resistirse!!  para después seguir paseando por el centro de la capital y seguir con alguna que otra compra.

Y para comer un via crucis: primero visita ineludible al Mercado de San Miguel donde tomamos unas cervezas artesanas que armonizamos con un riquísimo jamón ibérico y unos estupendos quesos. No podíamos irnos sin nuestro bocadillo de calamares y unas bravas, tan castizos ambos dos, así que nos acercamos a  Casa Rúa ¡¡Nunca falla!! y para las ineludibles croquetas de bacalao y bacalao frito en su punto otra taberna centenaria, Casa Labra, nos esperaba…

Y tras un café y unas cuantas risas más (y fotos, más fotos…), sobre las 17h ya estábamos de vuelta en el AVE acompañadas, eso sí, de más ingleses que, a la vista estaba, tampoco lo habían pasado nada mal…

¡¡Gracias Bea, Chelo, Inma y Pili por esta escapada gastronómica y musical a Madrid que fue lo que fue porque formasteis parte de ella!! 50 ya son 50 ¡¡bien vividos!! y merecían celebrarse de una forma especial … y como nuestra misión es VIVIR  vamos a hacerlo disfrutándonos un poco más … ¿para cuándo la próxima?  ❤ ❤ ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s