Palacio de la Aljafería, un canto a la alegría por la mezcla de culturas

El pasado mes de mayo, aprovechando un viaje de trabajo a Zaragozaciudad de las culturas-, tuve la suerte de poder visitar el Palacio de la Aljafería  actual sede de las Cortes de Aragón.  Un sorprendente monumento en el que se “esconden”  tres palacios (tres momentos de la historia)  y que, además, tras su restauración, es el lugar donde se encuentra la institución que representa el sentir del pueblo de Aragón.  Este palacio vivió diversos avatares a lo largo de la historia –incluso fue prisión de la Inquisición y cuartel durante los siglos XVIII al XX- y sufrió graves reformas– hasta convertirse, diez siglos después, en todo un referente cultural en la Zaragoza del s. XXI y homenaje a la mezcla de culturas.

Torre_trobador_Aljaferia_Zaragoza_ElBlogdeMarichel

**La edificación más antigua de la Aljafería es la llamada «torre del Trovador», que recibió este nombre a partir del drama romántico de Antonio García GutiérrezEl trovador, de 1836. Este drama fue convertido en libreto para la ópera de Giuseppe VerdiIl Trovatore, de 1853**

Se construyó en el s.XI,  época de los reinos de taifas,  durante el periodo de máximo esplendor de la  Taifa de Saraqusta. Sueño hecho realidad para “pasar las vacaciones” del rey Abú Yaáfar Áhmad ibn Sulaymán al-Muqtádir bi-L·lah, ( Abú al- Muqtadir “el poderoso gracias a Dios”) quien le dio el nombre de Palacio de la AlegríaQsar al-Surur–  (que, sin embargo, ha llegado a nuestros días como de la Aljafería por derivación del nombre del rey Abú Ya’far Armad)  es el palacio árabe situado más al norte del mundo musulmán,  una de las joyas de la cultura hispanomusulmana – a la altura de monumentos como la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba (¡Ahí es nada!)- y calificado por la UNESCO, en 2001,  como uno de los elementos patrimoniales más representativos del arte mudéjar.

Este palacio, con un magnífico jardín central –de Santa Isabel-,  cuenta con un superviviente  salón del Trono -o  dorado-  donde el rey musulmán recibía a sus invitados.  A parte de realizarse recepciones, embajadas y otras  ceremonias, se concibió como un espacio para la cultura en el que eruditos musulmanes, judíos y cristianos eran bienvenidos. Tras la reconquista de Zaragoza en 1118 por Alfonso I el Batallador pasó a ser residencia de los reyes cristianos de Aragón –pese a que él nunca lo utilizó como residencia real- y la Aljafería se convirtió en el principal foco difusor del mudéjar aragonés. Siglos después, sería,  Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387) –el de la corona en 3 alturas (casco, corona y dragón) 😉 -, quien lo recuperase como residencia regia –amplió estancias pero respetando la estructura original del palacio musulmán con extraordinarias nuevas salas de magníficos alfarjes– y posteriormente, se llevó a cabo la reforma al gusto de los Reyes Católicos.  Estos últimos realizaron la parte superior del Palacio como símbolo del poder cristiano conquistador sobre los conquistados musulmanes (Hasta las escaleras están pensadas para ir rindiendo pleitesía… Shsss!! Cuentan que sobre el artesonado de Los Católicos se han encontrado grafitti mudéjares –que cada uno saque sus propias conclusiones-) Tristemente,  en  1593 experimentó otra reforma que la convertiría en fortaleza militar, y más tarde, como acuartelamiento de regimientos militares –el hogar para cocinar los soldados se ubicó en el oratorio privado del rey musulmán y su familia (¡¡tal cual!! por fortuna, el humo y la grasa de la cocina protegieron las pinturas originales que se han recuperado tras la restauración)

Palacio_Aljaferia_restos-decorativos-en-yeso_Elblogdemarichel

Es curioso como este monumento es hoy en día un reflejo de la unión entre el arte musulmán y las aportaciones cristianas y como su belleza y majestuosidad se debe al conjunto de construcciones tras sus 1000 años de existencia … una unión sufridasilenciosa que nos remonta a los orígenes aragoneses, a su mestizaje,  (y por extensión al del resto de España) y que está directamente relacionado con  la unión de culturas ¿no os parece? Me recordó el artículo sobre identidad cultural que escribí hace un tiempo y  me hizo pensar en lo importante que es el entendimiento y la necesidad de los seres humanos de hacer un esfuerzo por convivir y avanzar juntos… Si nos esforzásemos en ver que lo que nos une es mucho y más que lo que nos separa a la Humanidad le (nos) iría mucho mejor 😉 ¡¡Ahí lo dejo!!!

 

“Qué hermoso sería construir en este vergel el alcázar más bonito jamás construido: estucados de pórfido y nácar, hermosas fuentes, altas torres, suelos de mármol, zócalos de alabastro, techos de oro, yeserías de los mejores maestros, limoneros con la mejor alberca del mundo…”. 

En este enlace tenéis una bonita Leyenda sobre este Palacio:
https://historiaragon.com/2016/11/04/la-aljaferia/

Artículo relacionado: Il Trovatore de Giuseppe Verdi nació en el Palacio de la Aljafería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s