Vinoble 2018 y el magnífico mundo de los vinos de Jerez por una winelover

Antes de que termine este mes de junio no puedo dejar de compartir el regalo con el que empezó. Puede asistir, de la mano de wineandtwits y acompañada de buenas amigas #winelovers, a VINOBLE 2018 donde disfruté no sólo de los vinos de Jerez sino también de otros muchos (y especiales) como Fondillón, Oporto, Sauternes, Tokaj …  o vino de hielo procedentes hasta de la mismísima Canadá.

Vinoble_Jerez_2018_Wineandtwits_EntreCepas_Cook_and_It_Y_Cultura_Violeta_Foto_Mar_Sanchez

Lo mejor de la experiencia no fue sólo el privilegio de gozar catando vinos nobles y muy personales sino descubrir mucho de lo que envuelve a los vinos de Jerez y que dan para muchas clases de enología y que tuvimos que hacer sobre la marcha y a muy buen ritmo  ¿Verdad Sara – Cook and It-? 😉 ¡¡Aunque me queda mucho por aprender mi gratitud al “comandoEntre Cepas que fueron de gran ayuda en todo momento!!  De esa grata experiencia, como os digo, y de la oportunidad de catar a pie de viña así como directamente de la bota – las barricas reciben aquí este nombre- llega este post en el que hablar de un lenguaje propio, de cómo con los vinos de Jerez se rompe la barrera del tiempo y de cómo sin  respeto a la tierra y a la tradición estos vinos no podrían existir…

El vino empieza en la viña así que empezaremos hablando de uvas que en Jerez son la aromática moscatel;  la palomino -que cobra vida tras su paso por las criaderas y soleras– y la Pedro  Ximénez que se deja pasificar al sol. Unas uvas  que, tras la vendimia se someten a determinados procesos en los que se usan antiguas y naturales técnicas que, con el tiempo –cada cual el que precise- darán lugar a unos vinos conocidos mundialmente y desde tiempos que se pierden en la Historia, unos vinos viajeros que han querido emular en no pocos lugares del mundo pero que es en Jerez donde saben mejor … Tanto como para sentir que se puede tocar el cielo… -¡¡Y no es broma!!-  Aquí me tenéis con Sara (Cultura Violeta) a puntito de ello 😉

Vinoble_Jerez_2018_El_Blog_De-Marichel_Wineandtwits_Cultura_Violeta

Y ahora, vamos a disfrutar de un viaje de iniciación a los vinos de Jerez ¿me seguís? vamos, pues, a conocer sus Generosos:

Empezamos con el  Fino –vino de crianza biológica– un vino tranquilo, elaborado con uva palomino,  ligero y delicado –de ahí seguramente su nombre- pero seco aunque muy aromático y con  poca acidez y sin crianza oxidativa – de ahí su color pálido- ha de ser consumido joven y muy frio ¡¡cómo entra con el marisquito!!

Seguimos con la Manzanilla que, los entendidos describen como “el más delicado, sutil y fresco del Marco de Jerez”. También elaborada con uva palomino, es perfecta en el aperitivo con un buen jamón ibérico –así nos la tomamos en el Tabanco El Pasaje–  Se cría también bajo velo de flor y, según comentan,  el microclima de Sanlúcar de Barrameda le aporta sus características notas salinas y yodadas.

Hablando del velo de flor, amig@s, de los milagros con los que el mundo del vino es capaz de sorprender a una aficionada como yo éste es, seguramente, de los que puede despertar más admiración…ojos como platos cuando el amigo Juan Mateos (Bodegas Lustao) nos abrió las puertas de su casa de campo y, con ellas,  la bota familiar en la que se estaba produciendo el milagro ¡¡No hay dinero para pagar ese momento!!

Pasamos ahora  a disfrutar con la intensidad del Oloroso que se elabora también con uva palomino y al que,  la crianza bajo velo de flor,  deja paso a una crianza oxidativa – tras el encabezado, comienza un proceso de oxidación en el vino, por el que oscurece su color y en el que se originan compuestos que conforman su aroma y sus características gustativas-

Pero no vamos a perder  la oportunidad de dejarse seducir por el  Amontillado un vino que cautiva por sus notas de avellana. Imposible resistirse a este  fino envejecido que en función del equilibrio buscado/conseguido entre las dos fases del envejecimiento mediante el que se elabora –biológica y oxidativa- puede presentar colores y aromas muy diferentes.

Y si el amontillado está entre un oloroso y un fino venga, para finalizar este recorrido,  ese Palo Cortado conjugando la nariz fina y elegante del amontillado con la estructura en boca del oloroso –así lo presentan los que saben ;).

A los vinos de Jerez deberíamos añadir los generosos con licor  y los vinos dulces naturales (no confundir con los naturalmente dulces ¡¡olé!!) como el Pedro Ximénez o la Moscatel

Y llegados a este punto me voy a ir despidiendo con el retrogusto de esa solera de 1918 catada directamente desde la bota en Ximenez-Spínola donde adquirimos las primeras botellas de sus “elaboraciones” y donde se detuvo el tiempo para aprender catando … Nos conquistó su Brandy y hasta su vinagre que, a sorbitos , también se puede beber… ¡¡Fantástica familia!!

 

Dicen que recordar es “volver a pasar por el corazón” … os dejo aquí recordando todos los “vinos” momentos vividos en Jerez (incluyendo la exposición fotográfica “El Vino, Alma de Mujer” dando visibilidad a la figura de la mujer en el mundo del vino jerezano)  y, como me dijo un amigo, quien viene a Vinoble, repite… así que me despido con el deseo de que así sea J ¡¡En dos años Vinoble 2020!!

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Vinoble 2018 y el magnífico mundo de los vinos de Jerez por una winelover

  1. Pingback: Vinoble 2018 fantástico viaje a través del vino por Marichel López. | #wineandtwits·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s