Turismofobia o mejor te cuento una historia y hablamos de #Emoturismo

Estos días nos asaltan y sobresaltan constantes noticias sobre el estado de turismofobia  que, algunos destinos turísticos, están sufriendo por parte de unos, permitidme el término, exaltados que se han autoproclamado juez y parte de este, vamos a llamarle, fenómeno protagonizando actos violentos y realizando “tristes” pintadas.

Al margen de consideraciones varias -que darían para largas horas de debate y que, desde diferentes ópticas, se van a tener que acometer más pronto que tarde-, no es cierto que toda España sea un destino saturado (hay estudios universitarios que así lo demuestran), aunque si lo es que determinados destinos han dejado al margen a su propia ciudadanía,  propiciando modelos que han olvidado esa parte tan importante de la tan manida SOSTENIBILIDAD (lo advertíamos en un anterior post sobre la capacidad de carga) y que han convertido su día a día en, cuanto menos, un constante salto de obstáculos.

 

Pero en este post no voy a hablar de turismofobia … ¿sabéis que estamos hechos de historias? Pues de eso va este post …de una historia, o varias, que hablan de lazos de amistad, de momentos compartidos, de fidelización al destino, de amar lo que se conoce , de intercambio, de cariño, de gastronomía, de emociones, … historias de amistad, hasta de amor, que se producen año tras año en muchos destinos turísticos españoles.

Cuando, de pequeña iba de vacaciones al camping Hércules y Sertorium  en La Vila Joiosa me recuerdo teniendo amig@s de muchas nacionalidades y de muchos lugares de España con l@s que a lo largo del año intercambiaba correspondencia -de más de un@ aún conservo alguna carta o postal-…con los años, algun@s de estos amig@s siguen estando, aunque sea a través del Facebook, presentes en mi vida y es algo estupendo … Estoy segura que, más de un@ de los que estáis leyendo este post, ha vivido historias similares ¿verdad? Con qué alegría esperábamos las cartas de aquell@s amig@s de verano y, ya no os cuento, cuando llegaban los ansiados reencuentros  …hasta en más de algún caso aquellos amig@s llegaron a ser parejas estables…¿alguna en la sala? 😉

 

Con los años, terminé viviendo en la costa y compartiendo mi día a día con turistas … y aquí viene la historia que os quiero contar,  una historia que tiene más de 19 años… y seguirá, seguro, por muchos años más.  Parece que fue ayer cuando embarazada de mi hija Irema iba a hacer un poco de ejercicio y piscina al Hotel Diplomátic de Benidorm donde coincidía con una entrañable pareja de bretones, Richard y MarYvonne. La semana que no fui vinieron a buscarme al Hospital, convencidos de que había dado a luz,  con un regalo para mi recién nacida… ¡¡Menuda sorpresa!! Desde aquel momento, cada año, cuando venían, hacían por quedar con nosotros y por ver crecer a mi bebé… Nos presentaron a sus hijas y nietos, fuimos de vacaciones a La Bretagne y lloramos su muerte, primero Richard nos dijo adiós y al poco, MarYvonne, también nos dejó… pero eso no impidió que los lazos de amistad se fuesen fortaleciendo con el resto de miembros de la familia -hijas, nietos y, ahora ya, biznietos- y otros muchos amigos –no hay nada mejor que el bocaoído para vender destino-  y que año tras año vengan a la Costa Blanca dos veces al año ¡¡Eso es fidelización!! Pero también es negocio: además de alquilar su apartamento o Villa aprovechan sus estancias para asistir a espectáculos musicales, practicar deportes náuticos, visitar parques de ocio, … y, además, compran miel, mermelada, vino y aceite de productores locales así como ropa y calzado y hasta alguna antigüedad se han llevado. Productos que, familiares y amig@s  conocen bien, gracias a ellos, y que también les encargan traer …

Por nuestra parte, nosotros también hemos estado presentes en momentos importantes de sus vidas como bodas, nacimientos, … visitando, además,   la Bretaña … ¿Sabéis? Una biznieta de MarYvonne se llama como mi hija Iréma (eso sí, con acento en la “e” para que así suene en francés)…

 

En este blog, hemos comentado varias veces que los viajes nos hacen a nosotros y, con estas experiencias, vamos haciendo el viaje más importante, el de nuestra vida, el de toda una vida… Sinceramente, creo que ser un destino turístico nos regala cientos de historias ¿no os parece? Seguramente deberíamos contarlas para hacer más amable este mundo.  Estrechar verdaderos lazos de amistad nos abren la mente y el alma y nos hacen más humanos… esto es lo que algún@s románticos como yo llamamos #Emoturismo… esto es  #Turismofilia y os recomiendo la pongáis en práctica 😉

¡¡Espero vuestras historias en comentarios a este post!!

Alex-Sergio_Noviembre_2015_Emoturismo_ElBLOGDEMARICHEL

 

P.D. Mi condición de profesional del sector me pide, no obstante,  alertar de la necesidad de un intenso debate y profundas reflexiones sobre los modelos de destino,  condiciones laborales en el sector, avances tecnológicos y cambios en la gestión, portales de reservas, OTAs, etc.  Aquí os dejo algunos artículos que han ido apareciendo y me parecen de interés.

¿Cuántos turistas caben en España? por Luís Doncel

Turismofobia: Barcelona y otras ciudades en pie de guerra contra el turismo de masas por Jaime Campoamor

El Muro de la Turismofobia por Fernando Gallardo

Turismofobia en España:dónde se producen las protestas y cuál es su objetivo por Emilio Ordiz

Turismofobia, tu padre por Raúl Solís

Una cadena hotelera convoca una jornada de “turismoFilia”por Silvia Yus

Turismofilia en Santa Cruz por Sol Giménez

Los puntos con más turistas en España por Kiko Llaneras

 

 

Anuncios

4 Respuestas a “Turismofobia o mejor te cuento una historia y hablamos de #Emoturismo

  1. Gracias por un post tan cercano y reflexivo, creo que es responsabilidad de políticos y de todos empezar a pensar con cordura , en el futuro y no en el dinero rápido, creo que hay infinitos estudios que dan luz de los impactos de un mal uso de actividades ya sea en un área natural o en pueblos o ciudades, modelos que nos den luz de cómo calcular la capacidad de carga y mejorar la calidad de vida de las personas ( y ecosistemas ) que habitan en zonas turísticas y dotar de servicios de calidad a los turistas , disfrutando de unas merecidas vacaciones. Personalmente creo que está todo masificado y que los políticos solo miden en ocupación, ingresos y número de ocupados mientras disfrutan de sus vacaciones en lugares bien alejados de lo que ellos mismos han creado

    • Gracias Raquel por tu tiempo y tus palabras!! Esperamos que, visto lo visto, se (nos) pongamos “manos a la obra” el debate está en “carne viva” y ha llegado el momento no sólo de reflexionar sino de actuar!!!
      Un fuerte abrazo,

  2. Particularmente creo que el turismo en España ha llagado a ser un negocio dirigido desde la distancia por políticos y corporaciones con muchos intereses particulares.
    Compruebo que somos muchos y ya no cabemos todos.
    La solución la tienen los expertos en turismo y concretamente Planificación Turística, que para eso han estudiado, junto con los Ayuntamientos o Gobiernos más cercanos.
    Por parte del turista tiene derecho a visitar lugares aunque coincida con mas turistas y los locales, pero en esa masa de gente hay unos pocos (llamemoles chusma) que estropean el encanto del lugar, la naturaleza, el Patrimonio, las costumbres, la cultura, etc.. y eso no sé puede consentir.
    Es mi humilde opinión.

    Un saludo

  3. Pingback: Cerveza, tatuajes y destinos turísticos. Seguimos hablando de emoturismo al final del verano | elblogdemarichel·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s