Madrid no es caro para los que no son gilipollas

Así, como lo habéis leído… Madrid ofrece múltiples opciones para los que no son gilipollas (necio o estúpido según la RAE aunque más bien hablamos de engreídos -ya veréis porqué-) y es una escapada perfecta en cualquier época del año. ¡Siempre hay cosas que hacer en la capital!

 Algun@s de mis incondicionales ya me estaban pidiendo la crónica de mi viaje a Madrid  con mi hijo Àlex el pasado mes de junio y, la verdad, es que se ha hecho esperar 😉 -mis disculpas-

Veréis, enfocamos este viaje a modo “low cost” así que fuimos a casa de unos buenos amigos (¿quien no tiene familiares o amigos en esta magnífica ciudad?)  a los que hacía tiempo no veíamos y a los que teníamos muchas ganas de ver. Decidimos hacer cosas gratis o que no fuesen excesivamente “caras” y … os digo que es posible y que las posibilidades son muuuuchas. Así que en este post os doy algunas ideas confiando en que, en vuestros comentarios, aportéis alguna más.

Decidimos ir en el AVE -con tiempo puedes coger tarifas interesantes- de forma que Àlex conociese el tren de alta velocidad español – y el viaje no se hace pesado-y sin querer, esta fue la excusa, para realizar, a nuestro modo, un viaje en el tiempo…del hoy, al pasado.

Con la compañía Madrid en Ruta viajamos, durante algo más de dos horas,  al Madrid de los Austrias -a sus leyendas y misterios- y fue una estupenda experiencia: hablamos de Velázquez y de le escultura ecuestre de Felipe IV, del desaparecido edificio de El Álcazar y del Palacio Real (de Reyes hechizados y de fantasmas errantes … ¿Conocéis el síndrome de Cotard?), de la Almudena, del Oso y del  Madroño (aunque más bien sea una osa y en algunos escudos del “viejo” Madrid aparezca un dragón), de los chapines -origen de los zapatos de tacón (íntimamente ligados a la suciedad de las calles)- , de la quema de las mal llamadas “brujas” (Pl. Cruz Verde), de los duelos (C/ Del Codo), de símbolos, venganzas y trampas – como la de regalía de aposento-… y hasta nos contaron el origen de la palabra Gilipollas –de él el título a este post- o incluso nos mostraron dónde se vio el primer “calvo” de la historia – en la Pl. de la Villa -Torre de los Lujanes- que protagonizara Francisco I de Francia ante un ofendidísimo Carlos I-.

Y de la historia pasamos a los sueños… visitamos el museo del Ratoncito Pérez (aunque tiene 10 años ya, Àlex sigue poniendo sus dientes/muelas bajo de la almohada y esperando su moneda así que podéis imaginar lo que disfrutó con la visita.)

En el resto de días que duró nuestra escapada, del  Madrid Top 10 nos quedó muy poco que visitar, tan sólo El Rastro (Àlex “odia” “ir de compras” y Las Ventas (no somos muy de Toros, la verdad) pero, a cambio, visitamos el complejo de Edificios recuperados con fines culturales de  Matadero en la zona de Legazpi (una muy interesante propuesta)…. Me encantó!! Ah!! El Prado queda pendiente para cuando sea un poco más mayor.

Y además, recorrimos Jardines de la historia -los paneles en muchos de ellos ayudan bastante a mejor comprender determinados aspectos de los mismos- como El del Buen Retiro (en el Top 10) –en donde nos cruzamos con el ex-Presidente del Congreso de los Diputados, Don  Jesús María Posada, al que Àlex miró y sonrió mientras decía,  “Ese Señor sale por la tele, comentario que fue respondido con una amable sonrisa -. A este jardín, en el que,   Àlex también fue obsequiado con un  libro “El sonido perfecto” cuyo autor espera su comentario por email (En ello está todavía… confío en que cumpla lo prometido y antes de que finalicen las vacaciones termine el libro y se lo mande) sumamos el de El Capricho de la Alameda de Osuna (la entrada al Bunker de la Guerra Civil es gratuita pero no nos habíamos apuntado así que quedará pendiente para otra visita) y el del Templo de Debod … genial el atardecer desde aquí.

 Y si viajar en metro fue todo un descubrimiento para Àlex, no os podéis imaginar su cara cuando hicimos la  visita gratuita a una estación  “Fantasma” que se quedó “dormida” en el tiempo –en la antigua estación de Chamberi

He de confesar que hicimos un “extra” con la  visita al Zoo de Madrid (nos decepcionó un poco, sobre todo, porque, una vez dentro, nos enteramos de que el delfinario estaba cerrado) y  la amiguita de Àlex le invitó por su cumpleaños a disfrutar de un agradable día “pasado por agua” en Aquopolis 

Como podéis imaginar, lo pasamos fenomenal , fueron 5 intensos días en los que, sin gastar mucho,  disfrutamos enormemente. Así que, prometemos volver, ya sabéis, Madrid tiene tanto qué ofrecer y nos queda todavía tanto por ver y descubrir…  eso sí, prometemos hacerlo, de nuevo, sin ser gilipollas 😉

 

Anuncios

2 Respuestas a “Madrid no es caro para los que no son gilipollas

  1. Una ciudad preciosa, me encantó!!!
    Volveria a repeitir sin duda, muchas cosas vimos y visitamos pero otras muchas nos quedaron….
    Mi promesa pendiente, con David, fue volver por Navidad para visitar la plaza mayor, el rastro y comernos las uvas en sol…

    • Pues seguro que os encanta Madrid en Navidad con sus luces, sus escaparates, su mercado de Navidad en Plaza Mayor, el parque de atracciones… La verdad es que tiene tanto qué ofrecer en cualquier época del año … Un beso y gracias por tu comentario!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s