Spots, comerciales o anuncios televisivos. Mamá, ¿qué venden?

Creo que seré de las pocas personas que no practican el  Zapping  cuando consigue sentarse delante del televisor y es que, personalmente, me gusta ver los llamados spots (aunque, entre nosotr@s, quizas haya más seguidores de  anuncios televisivos de lo que imaginamos ¿verdad?)

Lo cierto es que la evolución de estos anuncios seguro que ha suscitado y lo sigue haciendo múltiples estudios (que dejo a los expertos en la materia) porque no me podéis negar que de aquellos anuncios en blanco y negro de la década de los ’60 o aquél más reciente de Ariel en el que se manchaba el traje de la “comunianta”…

al anuncio de KH 7 dirigido por el internacional Bayona no hay toda una evolución (revolución)   … Una evolución (revolución) que tiene mucho que ver con los cambios y avances en nuestra sociedad. Si al principio,  había que contar las cualidades de los productos, porqué o para qué servían -inclschweppes_Gin_tonic_1870uso enseñarnos a pronunciar determinadas palabras “Schweppes“-, con el conocimiento de los productos y, sobre todo, con el llamado posicionamiento de determinadas marcas, tanto vendedores como clientes, empiezan a dar por sentado determinada calidad o garantía; de esta forma, en determinados spots vemos que se destaca lo que diferencia a similares para, buscando en esa (a veces mínima) diferenciación,  lo que  singulariza al producto (A alguien le pasó inadvertida la  “guerra” en los spots de zumos de naranja??).

Y sin casi apenas darnos cuenta, o sí,  entramos en el actual terreno de las  emociones

Y es aquí donde me quiero parar  No sé si os contaron el chiste, hace unos años, del  niñ@ que pedía a los reyes un Tampax -sin saber qué era un tapón- porque con él podía subir a caballo, ir en bici, nadar, … 😉

 Está claro que l@s niñ@s no eran el público objetivo de estos comerciales pero creo que a veces, los creativos, se focalizan tanto en la historia que muchos espectadores no llegan a “ver” (entender) el producto o servicio que pretenden vender…

El otro día, mi hijo Àlex  se quedó atónito con un spot de booking.com ( Booking.Yeah) en la que un hombre y un cerdo se enfrentaban en “igualdad” de condiciones en la búsqueda y captura de trufas… Cuando el spot terminó mi hijo me preguntó:
-Mamá, pero ¿qué venden? …
La verdad es que me hizo soltar una carcajada… Cierto es que l@s niñ@s no son público objetivo de este tipo de buscadores de viaje -al menos no de momento- pero os aseguro que mis padres tampoco creo entiendan este anuncio ¿¿tampoco serán público objetivo?? …¡Seguramente no! Lo cierto es que si buscaban impactar… lo han logrado pero la historia que cuentan no clarifica el portal de reservas (experiencias) ¿Alguna opinión más al respecto? … Se agradecerá…

Sin embargo, me gustaría finalizar este post con el reconocimiento a un spot que hace de las pequeñas historias su propia historia… Seguro que ya lo habéis adivinado porque, si lo habéis visto, no os habrá pasado desapercibido,  #75CorteInglés  encadenando tu, mi, vuestras, nuestras pequeñas historias de vida a a la trayectoria de estos Grandes Almacenes Comerciales…a su propia historia y evolución.  Aquí sí… no se vende nada, o se vende todo… vosotr@s diréis 😉

 

Nota: La verdad es que  sólo he visto dos veces el spot que os comento y que he estado buscando por la red para ilustrar este post pero  no lo he encontrado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s