#Arroceando también va de ‘Cañas y Barro’

#Arroceando también va de ‘Cañas y Barro’

Hace unos días puede disfrutar de la experiencia #Arroceando con algunos bloggers amig@s. La verdad, es que fue una jornada muy intensa y divertida. #Arroceando es vivir #arrozenruta, #arrozenvena y #arrozenfamilia tanto con amig@s como en pareja y, por supuesto, en familia.

Es muy fácil, solo hay que entrar en la Web: www.arroceando.com elegir y reservar las actividades que se deseen hacer, el restaurante donde comer y estar dispuest@s a pasarlo muy bien. Por aquello de que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo el resumen del día de Frank Murray en imágenes 😉

Un-dia-Arroceando_Fotos-de-Frank-Murray_con-SaboreaCV_Comoju_Managementess_Cintia_Marichel_Wineandtwits

Creo que ya os lo he dicho en alguna ocasión, la vida está hecha de momentos y yo voy a quedarme con uno de esa jornada (aunque la elección es difícil): El paseo en barca por La Albufera –el lago más grande de España y el humedal costero más representativo de la Comunidad Valenciana que ocupa una extensión de 24 km cuadrados-.

Un paseo que me llevó a perderme en el pasado, recordar y ‘revivir’…mientras Jaime (de VisitAlbufera) iba contando el origen de este ‘Espejo del Sol’ –como lo llamaban los árabes- que se gestó hace más de 1,8 millones de años al cerrarse el Golfo de Valencia por un cordón litoral, e iba facilitando múltiples datos sobre su evolución, fauna, flora, modos de vida…vino a mi mente la frase Perxa Tonet, perxa’ de la serie ‘Cañas y barro basada en la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez que, los que ya tenemos algunos añitos, vimos en TV a finales de la década de los ‘70.

Aunque el cultivo del arroz se introduce en España con la conquista musulmana allá por el s. VIII y se recoge testimonio escrito de la existencia de arrozales en el ‘Llibre del Repartiment de València’ del rey Jaume I, tras su conquista en el s. XIII, es a finales del s. XIX y principios del XX, cuando se produce una mayor expansión de los terrenos dedicados a su cultivo y que, actualmente, cubre 16.000 hectáreas. Es, en el momento de esa expansión, en la que se contextualiza la obra del escritor valenciano –entre las 100 mejores novelas en español del s. XX-. Una obra que nos acerca a una época muy difícil en la que el trabajo agrícola era puro esfuerzo e incertidumbre. La visita al Museo del Arroz de Cullera completó perfectamente lo que Jaime nos iba contando.

Cañas-y-Barro_RTVE_Albufera_arroceando

Pues bien, aquella cálida luz del sol de una mediterránea mañana de noviembre contribuyó a que cerrase los ojos y dejara volar mis pensamientos, mecidos por el dulce vaivén de la barcaza y solo interrumpidos por el aleteo o canto de algún ave… Pensé en lo complicado que habría sido aceptar a ‘aquel’ Tío Paloma el cambio de vida y sustento para los suyos cuando su hijo Tono apostó por dejar la pesca y hacer un tancat’ para cultivar arroz… Recordé una escena en la que con rabia decía a su nieta adoptiva, BordaTio_Paloma_Albufera_Cañas-y-Barro_ArteyLibertadOrg

El arroz se come La Albufera … y ¿tú me preparas arroz para comer ?…
No en vull, no me’l menge!

Pues por eso, tío Paloma,  si el arroz se come La Albufera, ‘menja-se’l voste a ell’!!

Tonet-Neleta_Cañas-y-Barro_Blasco_ibañez_Albufera_ArroceandoY pensé en las vicisitudes de much@s ‘Sangoneretas, recordé a los enamorados Tonet y Neleta, quien se vio abocada a casarse con ‘el rico’ Canyamel para poder salir de su mísera realidad, y su relación adúltera que lleva a los personajes a una situación de deshonra y provoca el triste final con sabor a muerte y amargura…

Aquellos personajes -inspirados en personas reales-  fueron víctimas de unas circunstancias socioeconómicas en una época presa de convencionalismos… como, seguramente, también lo fue, de alguna manera,  la propia Albufera. Una Albufera que no solo nos habla de arroz pero cuyo cultivo forma parte indisoluble de la historia y cultura valenciana y entorno al cual se arraigan fuertes tradiciones. Historia, cultura y tradición que se hacen presente en paellas y arroces que van más allá del mero hecho gastronómico convirtiendo su preparación y deleite, como comentaba con Cova y Sonia  durante la comida,  en casi una ‘experiencia religiosa’.

Así fue como embriagada por la belleza del entorno y sumergida en ‘Cañas y Barro’ se me ocurrió que, quizás, alguien se podría animar a ofrecer visitas teatralizadas por La Albufera en clave ‘Cañas y Barro’ que pudieran añadirse al Club de Producto #Arroceando.  Ahí lo dejo… quizás alguien coja el testigo 😉

Os adelanto que esta experiencia #Arroceando no va a ser la últiBarcas_Albufera_RTVE_Cañas-y-Barro_arroceandoma… os animo a que sigáis mi ejemplo y #Arroceando nos vemos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s