El Jardín de Santos o la historia de ‘L’arbre misteriós’

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.” (El Principito)

 

Mi recuerdo de  El Jardín de Santos (Penáguila) se limitaba a una foto en blanco y negro –ya tengo algunos añitos-  en la que, junto a una amiguita,  se me veía dando de comer a unos pececitos en un gran estanque… poco más recordaba de aquel lugar… aunque, desde siempre, había oído decir a mis padresque era un paraje muy  especial en la montaña de Alicante… Además, por motivos laborales,  había seguido muy de cerca su devenir así que,  … ya tocaba una visita ‘adulta’.

Estanque_JardindeSantos_Penáguila

Aprovechando que me encontraba de escapada de fin de semana con mis hij@s y sobrin@s en Alcoleja, un pintoresco pueblecito de la Sierra de Aitana,  decidimos ir ese sábado por la tarde a visitar el lugar…

Fue una muy grata experiencia y, no solo porque el Jardín se encuentra en un enclave muy especial – junto al barranco de  Aladrach (deformación del sobrenombre del caudillo musulmán  Al Azraq) y frente a la Serrella–  y porque ahora está muy cuidado y abierto al público, sino porque al atravesar la puerta de acceso mis sobrinos Lluvia y Jessie parecían conocer ya este lugar…

–  ¡Esta es la casa de Cento! –nos dijeron- … y mirad, ahí está el laberinto con el árbol ‘misterioso’ … -nos mostraban con los ojos abiertos como platos y muy nerviosos mientras señalaban un espectacular cedro libanés.

Laberinto_Cedro_JardindeSantos_Penáguila

Mi hermana Susana y yo nos mirábamos un tanto atónitas pues nunca habíamos oído hablar del tal Cento… ¿quién sería ese niño? …

– ¡Hemos leído su historia en un libro en el cole! – nos aclararon, mientras señalaban aquí y allá  muy emocionados.

De repente, Lluvia encontró en el acceso al laberinto a un compañero de clase quien, con sus padres, también había venido a conocer el lugar…el niño también parecía muy interesado en enseñarle a sus papás el jardín del tal Cento

Os puedo asegurar que fue genial dejarnos ‘guiar’ por ellos. A través de pasillos, junto a árboles centenarios y especies procedentes de todas las partes del planeta… fuimos descubriendo los distintos escenarios de ‘L’arbre misteriós’ –una novela del alcoyano  Jordi Raül Verdú Pons

Nuestras otras sobrinas, Vega y Alma dejaban, no obstante, volar su imaginación preguntándose cómo vestirían y se divertirían las niñas de la época… una época no tan lejana pero que para ellas era poco menos que la Prehistoria 😉 Una época de coches de caballos, de siervos y señores, en la que la el suministro eléctrico estaba reservado a  unos pocos…

Paseo_JardindeSantos_Penáguila

Mi hijo Àlex se quedó boquiabierto al encontrar  en el Orquidiario plantas carnívoras… todo un descubrimiento …Pronto le aclaramos que no se comían a los niños un ‘poco trasto’ como él… solo insectos 😉

Entre tanto ir y venir, entre tantas emociones, recreándonos en cada detalle y haciéndonos decenas de fotos … nos sorprendió  un claro y sosegado atardecer … en un lugar que parece de película, en un lugar en el que el tiempo se ha parado…

La visita mereció la pena, la hubiese merecido en cualquier caso, pero el haberla disfrutado junto a niñ@s la hizo mucho más especial si cabe.

No quisiera terminar  sin agradecer a escritores como Jordi Verdú el emplazar cuentos e historias en lugares especiales pero cercanos y ‘nuestros’ y a los maestros y profesores por impulsar en  nuestros hij@s el gusto por la lectura y, con ella, el descubrimiento de estos lugares… los libros son, muchas veces, el mejor viaje 😉

Ya lo he dicho en algún otro postl@s niñ@s nos hacen ver y apreciar las cosas desde otra perspectiva…y no debemos dejar la oportunidad de ‘hacer turismo’ con ellos …¡¡Gracias, peques!!

… Y vosotr@s no dejéis de visitar y disfrutar de este bello jardín ‘escondido’ en la montaña de Alicante… os sorprenderá…

Anuncios

4 Respuestas a “El Jardín de Santos o la historia de ‘L’arbre misteriós’

  1. Pingback: Viajar en familia… una de caballos | elblogdemarichel·

  2. Pingback: Coles, institutos y libros o de cómo dinamizar recursos histórico-culturales en nuestra Comunidad. | elblogdemarichel·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s