A vueltas con la Identidad cultural, breve ejercicio de reflexión…

Quiero que este blog sea mi rinconcito de reflexión … Es cierto que no escribo muy amenudo pero necesito recuperar y compartir  con todos vosotros unas líneas sustraídas de un extenso trabajo sobre ‘Globalización de la cultura o mundialización e identidad cultural’ que presenté para la UOC hace ya algún tiempo y que espero nos/os hagan reflexionar ante todo lo que estamos ‘viendo y viviendo’…

Desde hace unas semanas se está utilizando el tema de la ‘identidad’ -cultural- como ‘arma arrojadiza’: independentismo, nacionalismo, … Estoy convencida que para muchos, eran temas, hasta cierto punto,  ya ‘superados’… al menos, lo son en el día a día de la mayoría de la ciudadanía a quién, estoy convencida, le preocupan otros problemas: trabajo, educación, sanidad, …

Resulta cuanto menos extraño que en un mundo global, mundializado, social… determinados ‘sectores’ se empeñen en mirar solo hacia adentro o a crear ‘cortinas de humo’ para ‘provocar’ y que nos olvidemos de otras ‘cosas’…

Todos sabemos que el  ser humano  es un ser social,  que vive y se desarrolla en sociedad, en relación a los otros y con los otros pero con identidad  propia (“A rose is a rose is a rose” Gertrude Stein, 1913) que responde a preguntas como de dónde vengo,  quién soy, qué soy,  hacia dónde voy y también  qué quiero ser.  Así pues, nuestra identidad depende de nuestro auto-conocimiento y de nuestra autoestima  y se evidencia al  pertenecer a un grupo -yo- sujeto,  inicia la vinculación del sí mismo con el otro y, a través de distintas transformaciones, se va perfilando esa unidad bipartita con trazos que irán variando según sean los movimientos sociales que se realicen…  Es a partir de esta  relación y como resultado de la misma que aparece el término de identidad cultural entendido como el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesivo dentro de un grupo social y que actúan como sustrato para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia- aceptar al otro como parte necesaria para uno mismo y para toda la comunidad-.

Ahora bien, aunque los diversos rasgos culturales son transmitidos a través de generaciones, configurando cada identidad cultural  de un grupo a través del tiempo, la cultura no es algo que se hereda totalmente, y por lo tanto, tampoco lo hace la identidad cultural de forma inflexible. Los seres humanos somos selectivos,  evolutivos y adaptables por lo que la identidad cultural necesariamente ha de ser dinámica y  maleable  a lo largo del tiempo. 

Creo que hoy en día, como ciudadanos mundializados, somos  parte esencial de un proceso de globalización/mundialización,  debemos conocer y compartir las reglas del mismo, aceptar aquello que sea positivo para nuestro futuro y rechazar lo que no lo sea, respetando siempre al otro (base primordial de nuestra existencia en un mundo “libre”). Como actores de lo cultural,  aprovechar las sinergias y conocimientos que la mundialización nos puede aportar, respetando las diversas identidades culturales (sabiendo quienes somos pero también que podemos y debemos evolucionar – de dónde vengo, quién soy y qué quiero ser-) para lo que resulta vital  conocer y compartir lo mejor de  las diversas  identidades.  Asimismo, debemos sentirnos responsables de este proceso.

Seguro que el ensayo del escritor franco- libanés Amin Maalouf (Beirut 1949) “Identidades asesinas” (1999, Madrid: Alianza) en defensa del respeto hacia las culturas minoritarias puede ser un excelente ejercicio de reflexión en este momento y dentro de formar parte y de ser responsable del proceso de globalización/mundialización en el que estamos inmersos… aunque algunos se empeñen en obviarlo.

Señala el autor que nuestra identidad está compuesta por pertenencias múltiples a las que no deberíamos tener que renunciar, pertenencias que, a su vez, por relativas y maleables, pueden cambiar su “jerarquía” –Cuando el individuo se ve forzado a renunciar a algunas o a todas ellas excepto a una, se está “fabricando” un asesino-, e indica que se debería trabajar en la consecución de una amplia concepción de identidad (civilización global) y aceptar plenamente la diversidad de pertenencias – en ocasiones incluso contradictorias (personas “fronterizas”, como el propio autor)-. Apunta que los problemas entre el Norte y el Sur, entre Occidente y Oriente, no lo son tanto por la religión como por temas económicos (países pobres contra países ricos)…  Es en sí una oda a la esperanza, hacía la consecución de un mundo “global” mejor  en el que todas las identidades culturales, puedan vivir en paz y armonía y en donde, todas las personas puedan asumir, enorgullecerse y compartir cada una de sus “pertenencias” (necesidad de una toma de conciencia colectiva dentro del respeto, la sensibilidad hacía el “otro” y una mayor comunicación entre las personas). La mundialización ha de ser vista y vivida como una oportunidad de preservar la identidad cultural  – la universalidad lleva aparejada un sistema de valores y derechos universales que conciernen a todos los seres humanos hacia  los que toda sociedad se ha de dirigir- utilizando los mismos medios que están posibilitando este mismo proceso imparable de expansión mundial sin precedentes. He aquí  la siguiente sentencia premonitoria: “Y nada impide pensar que un día un negro sea elegido presidente de los Estados Unidos y un blanco presidente de Sudáfrica. No obstante, una posibilidad de ese tipo sólo parece imaginable al cabo de un eficaz proceso de armonización interna” (pp. 165).

Desde este ‘mi rinconcito’, confío en que prime el sentido común y sepamos mantenernos por encima de determinados aspectos  … Quizás, después de todo, muchos de nosotros ya estemos en el buen camino…

IdentidadesAsesinas

Anuncios

4 Respuestas a “A vueltas con la Identidad cultural, breve ejercicio de reflexión…

  1. Creo que si, muchos estamos en el buen camino, pero todavía los hay bastantes que no lo están. Andan perdidos y desorientados, vagabundean sin un destino fijado, obedecen y se dejan manipular como si de rebaños de ovejas hablásemos.

    Textos como este son aquellos que te hacen pensar y como bien tu dices reflexionar.
    Deberías escribir mucho mas.

    • Compartámoslo y ojala seamos much@s!! La misión de todo ser humano debería ser hacer más fácil y placentera la vida de quienes le rodean… Es una pena que se nos olvide que ‘estamos de paso’ 😉 Un Besito guapa!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s